Descubren cómo el virus de la hepatitis C elude el sistema inmunitario para causar infección crónica mié, 09 jun 2021

Por: VentasMedicas Editor

Los investigadores de la Universidad de Osaka han descubierto un nuevo mecanismo molecular por el que el VHC interfiere en el sistema inmunitario del huésped para provocar una infección crónica del hígado

El virus de la hepatitis C (VHC) puede causar una infección crónica en el hígado y provocar daños hepáticos irreversibles, así como cáncer de hígado. Hasta ahora no se entendía del todo cómo el virus consigue evadir el sistema inmunitario para infectar al huésped de forma crónica. Ahora investigadores de Japón han descubierto un mecanismo molecular por el cual el virus elude el sistema inmunológico para causar una infección crónica, según publican en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Concretamente los investigadores de la Universidad de Osaka han descubierto un nuevo mecanismo molecular por el que el VHC interfiere en el sistema inmunitario del huésped para provocar una infección crónica del hígado. Estos hallazgos podrían ayudar a establecer una nueva terapia contra la infección crónica por el VHC.

La infección por el VHC se vuelve crónica en aproximadamente el 80% de los pacientes. Existen terapias antivirales que pueden mejorar las condiciones de los pacientes, pero la enfermedad hepática, y en consecuencia la formación de cáncer de hígado, no se mitiga suficientemente con este enfoque terapéutico.

Por tanto, es importante entender cómo el VHC consigue evadir el sistema inmunitario del huésped para establecerse de forma crónica, con el fin de ayudar a los investigadores a desarrollar nuevas y mejores terapias contra la enfermedad.

A nivel molecular, el VHC produce una única proteína en las células infectadas que luego se divide en diez proteínas individuales. Una de estas proteínas es la proteína central del VHC, que para funcionar de forma estable requiere la acción de una de las proteínas de la célula huésped, la péptida señal (SPP).

Los investigadores saben que el bloqueo de la SPP hace que la proteína del núcleo del VHC se descomponga y, por tanto, suprime la producción de partículas infecciosas del VHC. Sin embargo, la forma en que la proteína del núcleo afecta al sistema inmunitario del huésped seguía sin estar clara, hasta ahora.

“Estos son resultados sorprendentes que muestran cómo el VHC y el HCMV pueden causar una infección crónica al dirigirse a la péptida señal para lograr la evasión inmunológica”, explica el autor principal del estudio, el profesor Toru Okamoto

“Las inmunoevasinas, que son proteínas que ayudan a los virus a evadir el sistema inmunitario del huésped, existen en varios virus, como el virus de Epstein-Barr, el ebolavirus, el citomegalovirus y el virus de la hepatitis C”, afirma el primer autor del estudio, Junki Hirano.

“Cuando las células se infectan con un virus, degradan las proteínas virales y cargan los fragmentos en las llamadas proteínas MHC de clase I, de modo que células inmunitarias específicas pueden detectar la infección viral en curso desde el exterior de las células infectadas y eliminarlas –prosigue–. En este estudio, queríamos entender la conexión entre la péptida señal y las proteínas MHC de clase I en el marco de la infección por hepatitis C”.

Para lograr su objetivo, los investigadores emplearon primero una línea celular de hígado humano para entender cómo interactúan la proteína del núcleo del VHC, la SPP y las proteínas MHC de clase I. Descubrieron que la SPP es necesaria para la producción de moléculas del CMH de clase I para permitir una respuesta inmunitaria adecuada en las células hepáticas.

Sin embargo, en presencia de la proteína del núcleo del VHC, la SPP no puede interactuar adecuadamente con las proteínas del CMH de clase I, que se degradan a través de las acciones de otra proteína, la HMG-CoA reductasa degradación 1 homóloga (HRD1). Como resultado, la presentación celular de las partículas víricas a las células inmunitarias se ve afectada y la infección sigue siendo crónica.

Los investigadores se preguntaron entonces si éste podría ser un mecanismo común para evadir el sistema inmunitario del huésped en otras infecciones víricas. Se dirigieron al citomegalovirus humano (HCMV), un virus conocido por dañar también el hígado además de otros órganos, como los ojos y el esófago.

Y descubrieron que una proteína producida por el HCMV, la proteína US2, es estructuralmente similar a la proteína del núcleo del VHC y que induce de forma similar la degradación de las proteínas de clase I del CMH al dirigirse a la SPP.

“Estos son resultados sorprendentes que muestran cómo el VHC y el HCMV pueden causar una infección crónica al dirigirse a la péptida señal para lograr la evasión inmunológica –explica el autor principal del estudio, el profesor Toru Okamoto–. Nuestro estudio revela un nuevo mecanismo molecular por el que estos virus se dirigen a un importante componente del sistema inmunitario humano, las moléculas MHC de clase I, para interferir en la respuesta inmunitaria adecuada. Estos hallazgos podrían ayudar a desarrollar nuevas terapias contra la infección persistente causada por estos virus”.

Fuente: consalud.es

virushepatitis Csistema inmunitario