Europa prevé una segunda ola de Covid19: app de rastreo y vacuna antigripal jue, 16 jul 2020

Por: VentasMedicas Editor

El plan preventivo de la Comisión Europea garantizará además el suministro de material y atención a grupos vulnerables

Ampliar el alcance de las pruebas de diagnóstico, aumentar el rastreo de contactos o reducir la carga de la gripe estacional son algunos de los objetivos que incluye la 'hoja de ruta' planteada por la Comisión Europea para poder hacer frente a una segunda ola de Covid-19. El organismo ha anunciado una serie de medidas a corto plazo para reforzar la preparación sanitaria de la Unión frente a los brotes surgidos en las últimas semanas.

El organismo ve conveniente establecer un inventario de los focos existentes y contener así la propagación de los brotes, mediante el aumento de pruebas de diagnóstico y el rastreo de contactos en pacientes Covid-19. Recientemente, se ha aprobado la creación de un nuevo sistema voluntario que facilite la interoperabilidad de las aplicaciones de rastreo y alerta de contactos y facilite la vigilancia de los organismos de salud pública. 

La interfaz permitirá poner a disposición de los países miembro información relevante sobre posibles casos. En estos momentos hay 10 aplicaciones de este tipo en funcionamiento y se espera que otras 10 puedan estar disponibles en los próximos meses. 

"Una vigilancia permanente y una respuesta rápida son esenciales para garantizar que la propagación del virus pueda ser contenida y evitar nuevos confinamientos" 

Otro de los objetivos marcados por la CE es reducir la carga asistencial generada por la gripe estacional, ampliando la cobertura de vacunación o bien, a través de la adquisición pública adicional de vacunas por parte de cada país. Con ello, se lograría reducir la presión adicional en los sistemas sanitarios, sobrecargados ya de por sí con el aumento de casos de coronavirus. 

De hecho, parte de las medidas acordadas, buscan poder implementar de forma rápida la capacidad de expansión asistencial de la sanidad pública, sin olvidar otros ámbitos de la asistencia sanitaria. Esto incluye ayuda financiera para el transporte de personal médico y de pacientes entre Estados miembros, así como la coordinación en el envío, por parte del Mecanismo de Protección Civil de la Unión (MPCU), de los equipos médicos de emergencia y en el equipamiento a los países que lo soliciten. 

Para evitar la 'falta de material' acusada por varios países en plena pandemia, la Comisión tratará también de garantizar el suministro "sin contratiempos" de equipos de protección individual, medicamentos y productos sanitarios. Lo hará mediante la adquisición conjunta de emergencia y la creación de reservas estratégicas dentro de la Unión. 

"Una vigilancia permanente y una respuesta rápida son esenciales para garantizar que la propagación del virus pueda ser contenida y que puedan evitarse nuevos confinamientos generalizados", explica en un comunicado. 

Atención especial a grupos vulnerables

Los grupos vulnerables gozarán de una atención especial en caso de que se produzca una segunda oleada. El objetivo, para ello, será mejorar tanto la detección de casos como la asistencia y el tratamiento de personas mayores, pacientes con enfermedades de base o personas en riesgo de exclusión social, incluyendo la ayuda psicosocial y apoyo psicológico. 

De forma adicional, la institución planea adoptar medidas no farmacéuticas específicas y localizadas, basadas en investigaciones y datos, en aras de facilitar el intercambio de información sobre la eficacia de las medidas reintroducidas.

Un plan, en resumen, que pretende "planificar con antelación" los posibles acontecimientos, y "evitar" así "la improvisación, reforzando la preparación en todos los frentes", tal y como explica Margaritis Schinas, vicepresidente para la Promoción del Modo de Vida Europeo. "Ahora sabemos más sobre el virus, pero nuestro deber es permanecer en actitud alerta y preventiva", añade.

Por su parte, Stella Kyriakides, comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, considera que "la vigilancia, la preparación y la coordinación son indispensables para prevenir los brotes generalizados". "Hacemos un llamamiento en favor de una acción firme y común para proteger a nuestros ciudadanos y, para lograrlo, brindaremos nuestro apoyo a los Estados miembros. Es nuestra responsabilidad garantizar que estamos totalmente preparados. Ahora no es el momento de bajar la guardia", afirma. 

Fuente: Redacción Médica

COVID-19vacunasegunda olaeuropa