La contención de patógenos resistentes amenazada por la falta de nuevos antibióticos mar, 11 feb 2020

Por: VentasMedicas Editor

Dr. Javier Cotelo

La falta de innovación en el desarrollo de nuevos antibióticos y la disminución de la inversión privada dificultan los esfuerzos para combatir las infecciones por microorganismos resistentes a los fármacos, indica un nuevo llamamiento de la Organización Mundial de la Salud, publicado en su página web.[1]

Las resistencias bacterianas son motivo de gran preocupación a nivel mundial desde hace varios años. También siguen apareciendo nuevos mecanismos de resistencia que se propagan con rapidez a múltiples países, lo que pone en peligro la capacidad de tratar infecciones comunes, con el consiguiente aumento de discapacidad y mortalidad que acarrean.

Dr. Juan Pablo Horcajada

El Dr. Juan Pablo Horcajada, jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital del Mar de Barcelona, comentó a Medscape en español: "Esta alerta tiene aún más importancia en España, porque la frecuencia de infecciones por bacterias resistentes a los antibióticos es más elevada que en otros países del norte de Europa. Por tanto, ante la falta de nuevos antibióticos nos encontramos en una situación más vulnerable".

Elevada diseminación de enterobacterias resistentes

El especialista agregó que en España, en 2019 la diseminación de enterobacterias resistentes a carbapenems ya era de tipo interregional, mientras que en el norte de Europa se producía de manera esporádica. Otro ejemplo sería la resistencia de Klebisella pneumoniae a cefalosporinas de tercera generación, que en 2018 era de 25% en el país frente a 12% de Alemania, y 5% de Suecia.

En el caso de Pseudomonas aeruginosa, los porcentajes de resistencia también fueron mayores en 2018 en España (18,6%) que en Reino Unido (6%) y Suecia (4%). Por tanto, la lucha contra las resistencias antimicrobianas en España debería ser un asunto prioritario, añadió el experto.

La Organización Mundial de la Salud ha emitido mensajes durante los últimos años en este sentido; en 2017 publicó una lista de patógenos prioritarios: 12 clases de bacterias más la de tuberculosis, que representan un riesgo creciente para la salud humana por su resistencia a la mayoría de los tratamientos existentes. Con este mensaje pretendieron alentar a la comunidad investigadora a desarrollar tratamientos innovadores contra estas bacterias.

Escasos beneficios frente a los antibióticos existentes

Ahora dos nuevos informes (Agentes antibacterianos en el desarrollo clínico: un análisis de la línea de desarrollo clínico antibacteriano, y su publicación complementaria, Agentes antibacterianos en el desarrollo preclínico), revelan que los 60 fármacos que se encuentran en desarrollo (50 antibióticos y 10 biológicos) aportan escasos beneficios sobre los ya existentes, y muy pocos se dirigen contra las bacterias resistentes más críticas, como las gramnegativas (Acinetobacter, Escherichia coli y Klebsiella pneumoniae).

De los 50 antibióticos en desarrollo, 32 se dirigen a los patógenos prioritarios señalados por la Organización Mundial de la Salud, pero la mayoría solo tiene beneficios limitados frente a los existentes.

Fuente: https://espanol.medscape.com/

resistencia a antibioticosnuevos antibioticosuso de antibioticospatogenos