Marcapasos cerebral para retrasar el Alzheimer. Fri, 28 Dec 2018

Por: Gabriel Medina

El pequeño estudio involucró a tres pacientes con enfermedad de Alzheimer a los cuales se les colocó un dispositivo de estimulación cerebral profunda (DBS) implantado en el lóbulo frontal: una parte del cerebro vinculada a ”funciones ejecutivas”, que incluyen planificación, resolución de problemas, atención y juicio. El implante consiste en cables eléctricos delgados conectados a un paquete de baterías que envía impulsos eléctricos al cerebro.

El estudio publicado el día de hoy por el Journal of Alzheimer’s Disease, descubrió que después de dos años, los pacientes con el implante DBS mostraban una disminución en las funciones ejecutivas, en comparación con un grupo similar de pacientes con Alzheimer que No recibieron implantes.

El estudio; es el primero en intentar utilizar la estimulación cerebral profunda para atacar los síntomas relacionados con la función ejecutiva. Sin embargo estudios previos han utilizado DBS en pacientes con Alzheimer; para identificar partes del cerebro que se piensa están involucradas con la memoria.

Un nuevo estudio.

Debido a lo pequeño del estudio, tendrá que repetirse en un grupo mucho más grande de pacientes, dijo el Dr. Michael Schulder, vicepresidente de neurocirugía del Hospital Universitario North Shore en Manhasset, Nueva York. Esto para tener un mejor control y registro sobre los beneficios del tratamiento.

La estimulación cerebral profunda se ha utilizado para tratar una serie de afecciones neurológicas; que incluyen la enfermedad de Parkinson, los temblores, la depresión y el trastorno obsesivo-compulsivo. No está claro exactamente cómo funciona el DBS para mejorar las condiciones de los pacientes con Alzheimer, pero puede ayudar a bloquear las señales que interfieren con la función normal del cerebro, o puede ayudar a las células del cerebro a funcionar mejor.

Los investigadores encontraron que dos de los tres pacientes que recibieron los implantes; mostraron una disminución significativa en sus puntajes de prueba, en comparación con los participantes que no recibieron los implantes. Una de las participantes de DBS. LaVonne Moore de Delaware, Ohio, de 85 años, incluso mostró algunas mejoras en sus actividades diarias. Por ejemplo, cuando Moore comenzó el estudio en 2013, no estaba preparando sus propias comidas. Pero después de dos años con el implante, ella podía cocinar una comida sencilla, de acuerdo con los investigadores.

En el futuro, los investigadores quieren explorar el uso de métodos no quirúrgicos para estimular el lóbulo frontal en pacientes con Alzheimer, que sería un tratamiento menos invasivo que la cirugía que requiere el DBS.

Schulder dijo que el tratamiento DBS es ”sólo una pequeña parte del rompecabezas” en el tratamiento del Alzheimer.

Aunque la mayoría de los tratamientos para la enfermedad de Alzheimer se centran en mejorar la memoria, investigadores realizaron un estudio para frenar el declive de las habilidades de resolución de problemas y toma de decisiones en estos pacientes, cuyas conclusiones se detallan en un artículo publicado en la edición digital de ‘Journal of Alzheimer’s Disease’.

Se implantaron cables eléctricos delgados en los lóbulos frontales de los cerebros de pacientes con enfermedad de Alzheimer para determinar si el uso de un marcapasos cerebral podría mejorar las capacidades cognitivas, conductuales y funcionales en pacientes con esta forma de demencia. El implante de estimulación cerebral profunda (DBS, por sus siglas en inglés) es similar a un dispositivo de marcapasos cardiaco, excepto que los cables del marcapasos se implantan en el cerebro en lugar del corazón.

“Tenemos muchos asistentes de memoria, herramientas y tratamientos farmacéuticos para ayudar a los pacientes de Alzheimer con la memoria, pero no tenemos nada que les ayude a mejorar sus juicios, tomar buenas decisiones o aumentar su capacidad para centrar selectivamente la atención en la tarea en cuestión y evitar las distracciones. Estas habilidades son necesarias para realizar las tareas diarias, como hacer la cama, elegir qué comer y tener una conversación significativa con amigos y familiares”, dice el coautor del estudio, el doctor Douglas Scharre, director de la División de Neurología Cognitiva en el Instituto Neurológico del ‘Wexner Medical Center de Ohio State, en Estados Unidos.

“Los lóbulos frontales son responsables de nuestra capacidad para resolver problemas, organizar y planificar y utilizar buenos juicios. Al estimular esta región del cerebro, las habilidades funcionales cognitivas y diarias de sujetos con Alzheimer en su conjunto disminuyeron más lentamente que en un grupo de pacientes enfermos de Alzheimer de comparación que no está siendo tratado con DBS”, dice.

Mejorar los déficits ejecutivo y conductual.

El estudio piloto descubrió que la DBS dirigida a las regiones cerebrales frontales puede reducir la disminución del rendimiento general que se observa típicamente en las personas con Alzheimer leve o en estadio temprano, apunta Scharre, neurólogo que se centra en el tratamiento de pacientes con Alzheimer y otras demencias. Colaboró con él, Ali Rezai, neurocirujano especializado en neuromodulación, para llevar a cabo este ensayo clínico.

“Esta misma tecnología se ha utilizado con éxito para tratar a más de 135.000 pacientes en todo el mundo con la enfermedad de Parkinson. Nuestros hallazgos sugieren que debería estudiarse más la modulación de la red frontal para mejorar los déficits ejecutivo y conductual en pacientes con enfermedad de Alzheimer”, subraya Rezai, exdirector del Instituto Neurológico del Estado de Ohio, que ahora dirige el Instituto de Neurociencia Rockefeller en la Universidad de West Virginia, Estados Unidos.

A partir de ahora, los investigadores de este trabajo desean explorar métodos no quirúrgicos para estimular el lóbulo frontal, que sería una opción de tratamiento menos invasiva para frenar los síntomas de la enfermedad de Alzheimer, la forma más común de demencia degenerativa. La enfermedad, que no tiene cura y no se puede controlar fácilmente, se vuelve progresivamente incapacitante con la pérdida de la memoria, la cognición y el empeoramiento de la función conductual, además de una pérdida gradual del funcionamiento independiente.

Crédito: Investigación RAFAEL MEDINA MORTERA

Fuentes:http://nation.com.mx/ciencia-medica/crean-marcapasos-cerebral-alzheimer/?fbclid=IwAR11BG0wZ3NW0inEXFTrZAR7WHMTtQwY9d_O5w-nUKlR5tPgmq7jY-xmbtg

http://elmedicointeractivo.com/un-marcapasos-cerebral-promete-reducir-el-declive-de-las-personas-con-alzheimer/

Fuente de la img: http://1057news.com/2018/01/31/05/38/29/brain-pacemaker-tested-in-alzheimers-patients/

equipo médicomarcapasosalzheimernoticianoticia médica