Vacuna de CanSino contra covid-19 tiene efectividad del 65.7%, según resultados de últimos ensayos mié, 10 feb 2021

Por: VentasMedicas Editor

Las vacunas deben ofrecer una protección del 50 por ciento para ser consideradas eficaces, según la OMS

La vacuna experimental contra el coronavirus de CanSino Biologics tiene una tasa de eficacia del 65.7 por ciento para prevenir casos sintomáticos, según un análisis de los últimos ensayos, lo que la convierte en la vacuna candidata más reciente en mostrar cierta protección contra el COVID-19.

Esta vacuna, desarrollada conjuntamente por el ejército chino y la compañía de biotecnología con sede en Tianjin, resultó ser eficaz contra el sintomático COVID-19, según un análisis de varios países publicado por primera vez en Twitter por Faisal Sultan, asesor de salud de Pakistán, este lunes. Después, CanSino remitió el anuncio de Sultan en un comunicado.

La etapa final de estudios clínicos incluyó a 30 mil participantes y también fue 90.98 por ciento efectiva para prevenir las enfermedades graves, apuntó Sultan. Una vacuna debe ofrecer al menos una tasa de protección del 50 por ciento para que se considere eficaz, como lo exigen los principales reguladores de medicamentos del mundo y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Entre los rivales occidentales, las vacunas chinas se han quedado atrás de las opciones de Pfizer y Moderna, que han mostrado una tasa de protección de alrededor del 95 por ciento. Mientras tanto, la ‘Sputnik V’ de Rusia mostró una eficacia del 91.6 por ciento. Los ensayos de la vacuna de AstraZeneca dieron como resultado un promedio del 70 por ciento de dos regímenes de dosificación diferentes.

Desfile de eficacia

El desfile de informes de eficacia ha dado lugar a un arsenal de vacunas en constante crecimiento a medida que los fabricantes de medicamentos y los gobiernos han acelerado el proceso de desarrollo de vacunas para combatir la pandemia. CanSino agrega otro candidato exitoso de los desarrolladores chinos, que se han puesto al día con los rivales occidentales al terminar las pruebas de la Fase 3 después de una ventaja inicial en el proceso.

Mientras las naciones más ricas aseguran los primeros suministros y la iniciativa Covax respaldada por la OMS en la que muchos países en desarrollo confiaban para adquirir las vacunas aún no ha comenzado, China está llenando el vacío donando sus vacunas a los lugares más pobres. La inyección de CanSino, que no requiere la segunda inoculación de refuerzo que es más difícil de difundir en las zonas rurales, podría reforzar el alcance de China y su apuesta por rehabilitar su imagen global.

CanSino acordó suministrar 35 millones de dosis a México, mientras que Malasia está en conversaciones para recibir 3.5 millones de inyecciones. Pakistán, donde se está llevando a cabo una de las pruebas más importantes de CanSino, recibirá 20 millones de dosis. La eficacia de Pakistán para prevenir casos sintomáticos es del 74.8 por ciento, reportó Sultan, y agregó que el ejército de China envió un tramo de vacunas al ejército de su país.

Las dosis “se han dedicado en su totalidad para su uso en nuestra campaña nacional de vacunas para proteger a los trabajadores de la salud en la primera línea”, apuntó.

La empresa también está trabajando para obtener la aprobación de la OMS para que su vacuna pueda adquirirse y distribuirse a través del programa Covax.

Se dice que la compañía llegó a un acuerdo para realizar otra prueba en Rusia para ver si el intercambio de la segunda dosis de la vacuna ‘Sputnik V’ de Rusia por la de CanSino produciría la misma o mejor protección contra el COVID-19. Rusia se ha enfrentado a desafíos de producción para la segunda inyección de ‘Sputnik V’, que usa el mismo vector de adenovirus para administrar el antígeno del coronavirus que CanSino.

La inyección se puede almacenar a temperatura refrigerada durante dos años y puede permitirse una alta tasa de protección con solo un pinchazo, lo que la convierte en una opción más factible para la distribución e inoculación en el mundo en desarrollo en comparación con las vacunas de ARNm de Pfizer y Moderna que requieren dos dosis. y ultracongelación.

Buen comienzo

La llamada vacuna de vector viral, que carga un antígeno del coronavirus en un patógeno inofensivo que causa el resfriado llamado adenovirus, fue la primera en el mundo en iniciar ensayos clínicos en humanos en marzo, cuando China movilizó a sus reguladores de medicamentos, institutos de investigación y farmacéuticos, en un esfuerzo total para desarrollar herramientas contra el coronavirus.

CanSino tuvo un comienzo fuerte, superando a rivales occidentales, incluidos Pfizer y AstraZeneca, en impulsarse a través de las primeras pruebas en humanos. Sin embargo, quedó atrapado en crecientes tensiones entre China y Canadá, con un juicio planificado en el país norteamericano retrasado indefinidamente.

Mientras tanto, la casi eliminación del virus en China obligó a CanSino y a otros pioneros de las vacunas chinas a embarcarse en una búsqueda lenta de sitios de prueba para ensayos de Fase 3 en otras partes del mundo.

La compañía finalmente comenzó esas pruebas en Pakistán, Rusia, Argentina, México y Chile, cuando los líderes occidentales ya estaban cerca de informar los resultados provisionales.

Las vacunas chinas se han enfrentado a cierto escepticismo debido a la confusión sobre las tasas de eficacia y la falta de transparencia, ya que los desarrolladores han revelado menos información de seguridad y pruebas que los líderes occidentales. Los problemas han amenazado con socavar la confianza en las tomas que el presidente Xi Jinping prometió compartir con el resto del mundo como un bien público global.

No obstante, se están implementando en Asia, Oriente Medio y América del Sur, con el respaldo de los jefes de estado. El presidente de Méxicondrés Manuel López Obrad, Aor, se ha comprometido a recibir la vacuna CanSino, mientras que el presidente de Indonesia, Joko Widodo, recibió la vacuna de Sinovac en una ceremonia televisada.

Fuente: Bloomberg

vacunaCanSinoefectividad del 65.7%