Virus “buenos” derrotando a bacterias “malas”, ¿vía contra las bacterias resistentes a los antibióticos? mié, 14 jul 2021

Por: VentasMedicas Editor

Las bacterias que se han vuelto resistentes a antibióticos y a otros fármacos que tiempo atrás mataban a las de su especie constituyen un preocupante problema de salud pública. Hallar modos alternativos de aniquilar a estas cepas de bacterias es prioritario. Según algunas estimaciones, si no se ponen en práctica medidas que lo impidan, dentro de tres décadas las bacterias farmacorresistentes matarán a unos 10 millones de seres humanos cada año.

Una solución potencial contra la resistencia de las bacterias a los antibióticos puede ser adaptar contra ellas las técnicas que algunos virus (bacteriófagos) emplean para matarlas selectivamente.

Un hallazgo al respecto realizado por un equipo que incluye, entre otros, a Tridib Mahata y Udi Qimron, de la Universidad de Tel Aviv en Israel, podría imprimir un drástico cambio al curso de la guerra entre la humanidad y las bacterias farmacorresistentes.

Estos científicos han descubierto un mecanismo por el que los virus “buenos” pueden atacar algunos sistemas vitales de las bacterias “malas”, saboteando su normal funcionamiento y bloqueando su reproducción. Los investigadores han demostrado que el virus “bueno” (bacteriófago) es capaz de bloquear el mecanismo de replicación del ADN de la bacteria sin dañar el suyo propio.

Mahata, Qimron y sus colegas descubrieron que una proteína del bacteriófago investigado utiliza una proteína de reparación del ADN de la bacteria para cortar “astutamente” el ADN de la bacteria mientras se repara. En otras palabras, sabotea un mecanismo de la bacteria para que este cause destrozos en ella en vez de repararla. Como el ADN del bacteriófago no necesita esta proteína de reparación específica, está protegido de los efectos de este sabotaje. De este modo, el virus “bueno” hace tres cosas importantes: distingue entre su propio ADN y el de la bacteria, destruye el material genético de la bacteria y bloquea la división celular de la bacteria y por tanto su propagación.

A partir de aquí, comienza para los científicos un camino que, si todo va bien, llevará a nuevos tratamientos, basados en esta arma vírica, para destruir bacterias resistentes a los antibióticos.

Los autores del descubrimiento han publicado los detalles técnicos del mismo bajo el título “A phage mechanism for selective nicking of dUMP-containing DNA”, en la revista académica PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences).

Fuente: BBC

virusbacteriasantibióticos